Síntomas de la demencia vascular

Los síntomas de la demencia vascular varían dependiendo de que parte del cerebro está afectada y de la causa de la demencia vascular. Un síntoma temprano común es un declive en la habilidad de organizar los pensamientos o las acciones. A menudo el síntoma más evidente de la demencia vascular es tener problemas con la memoria. Otros síntomas incluyen los siguientes:

  • Confusión y agitación
  • Dificultades de resolver problemas
  • Un paso inseguro
  • Dificultades de encontrar las palabras correctas
  • Urgencia de orinar, frecuencia de orinar, o la incontinencia
  • Cambios del estado de ánimo o cambios en la personalidad

Síntomas relacionados con derrames o mini-derrames

Gente con la demencia vascular puede tener otras señales (físicas) de un derrame o un mini-derrame. Puede que un área localizada del cuerpo, por ejemplo una mano o los músculos de la cara, sea debilitado o también es posible que la persona tenga un área entumecido en el cuerpo.

Comienzo y progresión de los síntomas

Los síntomas de la demencia vascular pueden tener un comienzo repentino si son relacionados con un derrame cerebral o un mini-derrame. Gente con este tipo de demencia vascular, a veces llamada demencia de infartos múltiples, tiene una progresión de los síntomas que ocurre en pasos. Esto significa que los síntomas siguen iguales por un tiempo, y de repente empeoran cuando el individuo sufre derrames adicionales.

Gente con otras formas de la demencia vascular tendrá un aumento gradual de los síntomas y la enfermedad gradualmente empeorará al pasar el tiempo. Esto es semejante a la progresión de la enfermedad de Alzheimer.