top

Diagnosticar la demencia

¿Sabía usted?

El sitio de web Caring.com ha preparado una lista de preguntas y información útil para cuando usted hable con el médico sobre un ser querido quien ha sido diagnosticado con la enfermedad de Alzheimer. (La lista está en inglés.)

Las personas en las etapas tempranas de la demencia – especialmente de la enfermedad de Alzheimer – típicamente no parecen estar enfermas y normalmente pueden hacer la mayoría de las actividades. Por lo tanto, la enfermedad a menudo pasa inadvertida por la familia y los compañeros del trabajo. Algunos estudios calculan que la gente presenta síntomas desde 3,5 a 5,5 años antes del diagnóstico (Gordeau y Hillier, 2005), aunque puede ser por más tiempo. Después del diagnóstico, a veces la familia se da cuenta de que su ser querido había mostrado comportamiento extraño por muchos años.

Generalmente, un cambio significativo en el comportamiento provoca que la familia lleva a su ser querido al médico. Cuando usted empieza a notar o sospechar los síntomas de la demencia en su ser querido, debe hablar con su médico.

Hay algunos pasos necesarios antes de que el médico pueda hacer un diagnóstico. Él/ella le preguntará a usted una serie de preguntas y pedirá que su ser querido complete algunas pruebas para evaluar a la memoria, al pensamiento, al razonamiento y a la comunicación, entre otras. Su ser querido probablemente tendrá que hacer varios exámenes diagnósticos, incluyendo un análisis de la sangre, un IRM y una tomografía.

Para prepararse para la primera visita al médico, puede ser beneficioso traer consigo una lista con la información que sigue:

  • Medicamentos: Todos los medicamentos recetados, sin recetas, o suplementos dietéticos que su ser querido está tomando. Esté seguro de anotar información como el nombre, la dosis, y las instrucciones (p.ej. “tome por la mañana”) para cada medicamento.
  • Problemas con la salud: Todos los cambios recientes de la salud o del comportamiento de su ser querido, además de los problemas médicos significativos que él/ella ha tenido en el pasado.
  • Cambios del comportamiento: Todos los cambios recientes del comportamiento de su ser querido, además de cualquier comportamiento raro que él/ella ha mostrado en el pasado.
  • Cambios en las habilidades: Cualquier cambio de la manera en que su ser querido puede hacer actividades de la vida cotidiana

    Actividades de la vida cotidiana (AVCs)

    Individuos con demencia también pueden necesitar ayuda con tareas que se llaman “actividades de la vida cotidiana” o AVCs. Típicamente, AVCs refieren a las siguientes tareas:

    • Bañarse (poder bañarse sin necesitar ayuda de limpiarse o entrar en la ducha)
    • Usar el baño (poder usar el inodoro y limpiarse después)
    • Control o continencia de la orina y la defecación (poder esperar para el momento y lugar apropiado)
    • Vestirse y peinarse (poder abrocharse y escoger ropa apropiada)
    • Moverse (poder levantarse y sentarse, poder caminar)
    • Comer (poder comer sin ayuda)

    Puede que personas con demencia hagan estas actividades independientemente, con algunas dificultades, o con ayuda. Sin embargo, su habilidad de hacer actividades puede cambiar con el paso del tiempo. Es un buen idea tomar apuntes acerca de las habilidades de su ser querido y como cambian. En esta manera, cuando van al médico, usted puede darle información que puede ayudarle entender mejor el progreso de la enfermedad.

    o actividades instrumentales de la vida cotidiana (AIVCs).

    Actividades instrumentales de la vida cotidiana (AIVCs)

    Muchas personas con demencia necesitarán ayuda con tareas que se llaman “actividades instrumentales de la vida cotidiana” o AIVCs. AIVCs son actividades que hacemos cada día que añaden a nuestra calidad de vida. No son tan básicos a nuestro cuidado personal como las actividades de la vida cotidiana (AVCs). Las siguientes tareas son consideradas AIVCs:

    • Manejar las finanzas (hacer los cheques, contar dinero, administrar un presupuesto)
    • Manejar los medicamentos (tomar la dosis apropiada a la hora correcta)
    • Cocinar (preparar comidas o meriendas, usar el microondas o horno/cocina)
    • Mantener la casa (hacer tareas como quitar el polvo o cortar el césped)
    • Usar aparatos domésticos (usar el teléfono, televisor, o pasar la aspiradora)
    • Ir de compras (comprar cosas, distinguir entre las cosas)
    • Hacer actividades extracurriculares (hacer pasatiempos o actividades de tiempo libre)

    Puede que personas con demencia hagan estas actividades independientemente, con algunas dificultades, o con ayuda. Sin embargo, su habilidad de hacer actividades puede cambiar con el paso del tiempo. Es un buen idea tomar apuntes acerca de las habilidades de su ser querido y como cambian. En esta manera, cuando van al médico, usted puede darle información que puede ayudarle entender mejor el progreso de la enfermedad.

  • Cambios de la personalidad: Los cambios de la personalidad, tales como la depresión, la irritabilidad o los cambios del estado de ánimo.

Si usted, su ser querido, y los demás preparan esta lista de antemano, ayudará al médico hacer un diagnóstico más exacto. El enlace en la caja “¿sabía usted?” (arriba) de esta página provee una hoja que puede ayudarles con este proceso.

Mire las referencias

Gordeau B, Hillier, J. Alzheimer’s Essentials: Practical Skills for Caregivers. Carma Publishing. 2005.