top

Preparar para bañarse

¿Sabía usted?

Algunos cuidadores dicen que es útil asociar el baño con alguna experiencia positiva después del baño, por ejemplo la cena, una visita con un ser querido, o una actividad que a la persona con demencia le gusta.

Para personas que están acostumbradas a cuidarse a si mismas, la sugerencia de que quizás necesiten ayuda con el acto de bañarse puede causar confusión, resistencia o denegación. Puede que una persona con demencia avanzada sepa que bañarse era algo que podía hacer en el pasado, pero ahora no puede entender la actividad ni hacerla. Tal vez no se da cuenta de que necesita bañarse. Es posible que insista que ya está limpia o que acaba de bañarse. El proceso de bañarse también puede darle miedo – es posible que su ser querido reaccione con miedo al agua, sea debido a estar sumergido en el agua o a estar rociado con el agua de la ducha. Ser bañado y tocado por otra persona puede ser difícil porque la mayoría de la gente considera bañarse una actividad privada.

Sugerencias para los cuidadores

Para tener éxito con el proceso de bañar a su ser querido, siga los siguientes consejos:

El horario de bañarse

Planee para el baño como si fuera un evento en su horario. Antes de su diagnosis, su ser querido podría haber tenido una hora específica en que se bañaba, por ejemplo cada mañana antes del trabajo o cada tarde después de un día largo. Cuando planea el baño, tenga en cuenta las horas y las condiciones que son más agradables a su ser querido, si es posible.

La forma de bañar

¿en la ducha o la bañera, o un baño con esponja?

Considere lo que su ser querido prefería además de lo que usted puede proveer.

La hora

¿por la mañana, la tarde o la noche?

¿Experimenta la agitación nocturna su ser querido? ¿Está bien por la mañana? De ser así, considere darle un baño cuando se despierta por la mañana.

Frecuencia

¿una vez por día, cada dos días, dos veces por semana?

La mayoría de los adultos se bañan cada día o cada dos días, pero puede que usted no necesite darle un baño a su ser querido tan frecuentemente. Puede ser suficiente darle un baño con esponja uno o dos veces cada semana.

Seguridad y comodidad

Asegure que el baño sea tan seguro y cómodo como posible. Alfombrillas del baño antideslizantes, barras en la ducha, y un sillón en la ducha son especialmente útiles cuando la enfermedad empieza a afectar la coordinación y el equilibrio. Ayudar con el baño puede significar dar cosas como el champú a su ser querido cuando las necesita. Sin embargo, a medida que la enfermedad empeore, puede ser necesario que usted le recuerde a su ser querido donde y como limpiar su cuerpo. También es posible que usted tenga que encargarse de la responsabilidad de bañar a su ser querido si él/ella ya no puede hacerlo para si mismo. Mientras está tocándole y ayudándole, explique lo que usted está haciendo para que él/ella se sienta cómodo y en control. También puede ser útil tener una toalla o una bata lista en el caso de que su ser querido se sienta incomodo con estar desnudo. Usted puede mover la toalla para respetar su dignidad. Otros consejos incluyen:

  • Tenga el agua lista
  • Asegure que ambos la temperatura del agua y la temperatura del cuarto estén agradables.
  • Tenga todas las cosas que va a necesitar (toallas, champú, jabón, etc.) listas y cercas para que usted no tenga que dejarle solo a su ser querido.

Seguridad con el agua en la casa

Tal como los niños y los bebés, los ancianos tienen la piel muy sensible y tienen un riesgo más grande de ser quemados y escaldados por agua caliente. La Comisión de Consumidores para la Seguridad de los Productos calcula que casi 4.000 individuos se lastiman en sus casas por accidentes con el agua caliente. Escaldar puede presentar un riesgo más grande para gente con demencia porque no se da cuenta completamente de los peligros en su alrededor.

Hay algunas precauciones que usted puede tomar para prevenir que su ser querido sufra quemaduras ambos menores y severas:

  • Baje la temperatura del calentador de agua: Muchos calentadores de agua tienen un ajuste de la temperatura de 140 grados Fahrenheit, que puede escaldar un adulto en 5-6 segundos. Por bajar la temperatura 20 grados, usted puede prevenir accidentes porque a una temperatura de 120 grados Fahrenheit el agua toma por lo menos 10 minutos para escaldar a un adulto.
  • Instale un aparato anti-escaldar: Aparatos anti-escaldar se instalan en la ducha o el grifo. Estos aparatos pueden prevenir quemaduras a pesar del ajuste de la temperatura en el calentador de agua. El aparato automáticamente prevendrá que el agua salga de la ducha si está demasiada caliente.
  • Nunca deje su ser querido solo: Es posible que personas con demencia no puedan distinguir entre el grifo para agua caliente y el grifo para agua fría. A medida que pierdan la coordinación, es posible que no puedan reaccionar a un chorro de agua caliente. Por vigilar a su ser querido, usted puede prevenir accidentes así.

Mire las referencias

Canadian Health Network. Seniors: breaking down barriers to independence. March 15, 2005. Available at: Accessed March 21, 2006.

Consumer Product Safety Commission. Tap water scalds. October 5, 2004. Accessed March 21, 2006.

Mace NL, Rabins PV. The 36-Hour Day. 3rd ed. Baltimore: Johns Hopkins University, 1999.

Como tratar con la resistencia al baño

Si usted encuentra dificultades o resistencia mientras intenta bañar a su ser querido, es posible que usted pueda cambiar el tema o centrar su atención en la tarea de bañarse. Si todavía hay resistencia, tal vez sería una buena idea planear el baño para un tiempo cuando él/ella esté de buen humor. No es necesario que su ser querido se baña cada día. No obstante, es muy importante que se laven la cara, las manos y las áreas privadas cada día para mantener la salud y el bienestar. Anímele a él/ella o pregúntele si usted puede ayudarle a lavar estas áreas, a pesar de que él/ella rehúse bañarse.

Examen de la salud durante el baño

El baño es una oportunidad para buscar problemas con la piel, como el enrojecimiento y los moratones. Éstos pueden indicar caídas, problemas con el cuidado, o aún abuso.

Bañarse en las etapas avanzadas de la demencia

Eventualmente, usted puede tener que hacer todas las cosas relacionadas con el baño. Evite la fricción porque la piel puede ser frágil y romperse o magullarse fácilmente. Sea cuidadoso cuando seca la piel. Los enlaces en la sección de recursos (abajo) tienen guías acerca de como proveer baños en la cama y como lavar el pelo sin darle frío a su ser querido. Un baño de toallas que usa jabón que no requiere ser lavado es una otra posibilidad. Esta opción puede disminuir la agitación y la agresión y mejorar la condición de la piel.