Tratar a la demencia

¿Sabía usted?

Además de los tratamientos actuales, hay nuevos medicamentos y terapias para el tratamiento de la demencia que están siendo desarrollados. Usted puede leer más sobre el proceso general de los ensayos clínicos en la página de Ensayos Clínicos de la Asociación de Alzheimer.

Para información más específica sobre los ensayos clínicos actuales, la Institución Nacional del Envejecimiento (INE) provee resúmene de los treinta (aproximadamente) ensayos actuales sobre la enfermedad de Alzheimer. También, INE tiene una base de datos de los ensayos clínicos del Alzheimer donde usted puede buscar por ensayos en su área o por ensayos sobre un tratamiento específico.

Usted también puede visitar el sitio de web del Estudio Cooperativo de la Enfermedad de Alzheimer (Alzheimer’s Disease Cooperative Study) para aprender sobre el trabajo de esta organización (en colaboración con INE) de probar nuevos medicamentos para tratar ambos los síntomas cognitivos y conductuales del Alzheimer.

No hay una cura para la demencia ni para la enfermedad de Alzheimer, pero hay varios medicamentos disponibles para ayudar con el tratamiento de los síntomas de la demencia. Algunos medicamentos intentan mejorar la función del cerebro y hacer que la progresión de los síntomas sea más lenta. Otros se pueden recetar para controlar el humor, la psicosis, o los problemas de dormir. Varios medicamentos sin recetas también pueden beneficiar a alguien con la demencia.

Los médicos basan la elección del medicamento en las necesidades del paciente. Ellos consideran factores tales como los efectos secundarios del medicamento, la facilidad de uso, y el precio. Algunas investigaciones han mostrado que ciertos medicamentos son más efectivos durante las etapas tempranas o avanzadas de la demencia (vea las descripciones de cada medicamento, abajo). Sin embargo, una revisión reciente de la literatura concluyó que, hasta ahora, no hay evidencia fuerte que un medicamento es mejor que otro; ciertas diferencias existen, pero más investigaciones son necesarias para llegar a una conclusión definitiva (Qaseem, 2008).

Siga los enlaces abajo para aprender sobre los medicamentos recetados, los suplementos, y las terapias alternativas que se usan comúnmente para tratar a la demencia. Los medicamentos más recetados para mejorar la cognición y hacer más lenta la progresión de la demencia son el memantine y los inhibidores de colinesterasa. Aprenda más:

Ayuda con la vida cotidiana y el apoyo psicosocial también son partes de un tratamiento comprehensivo. Usted puede encontrar más información acerca de estos temas en la sección Consejos básicos para cuidadores.

Mire las referencias

Qaseem A, et al. Current pharmacologic treatment of dementia: a clinical practice guideline from the American College of Physicians and the American Academy of Family Physicians. Annals of Internal Medicine. 2008; Mar 4;148(5):I41.