Deficiencia cognitiva leve

¿Sabía usted?

A veces el MCI se llama “la enfermedad de Alzheimer temprana”, aunque MCI no siempre termina en Alzheimer. Hay cierta disconformidad entre los médicos y los investigadores a cerca de cuando se debe hacer un diagnóstico de MCI y cuando se debe hacer un diagnóstico de la enfermedad de Alzheimer. Los síntomas para los dos pueden ser parecidos, y es posible que la misma persona reciba un diagnóstico de MCI de un médico y un diagnóstico de la enfermedad de Alzheimer (de etapa temprana) de otro médico. También hay disconformidad acerca de cuando una persona que tiene MCI – y los síntomas están empeorando – debe en vez ser diagnosticada con la enfermedad de Alzheimer.

La deficiencia cognitiva leve (MCI por el inglés: mild cognitive impairment) a veces se diagnostica en la gente que tiene problemas menores con la memoria, el habla o la habilidad de tomar decisiones. Las señales del MCI no siempre son obvias ni perceptibles y pueden ser confundidos por el envejecimiento normal. Los adultos mayores que empiezan a tener problemas con la memoria se pueden preocupar que tienen la enfermedad de Alzheimer, pero si los síntomas son leves, pueden ser diagnosticado con el MCI.

La definición formal de la deficiencia cognitiva leve es:

“Un síndrome caracterizado por un declive cognitivo más grande que lo esperado para la edad y el nivel de educación del individuo, pero que no interfiere notablemente con las actividades de la vida cotidiana.”
(Gauthier et al, 2006)

Hay varios subtipos diferentes del MCI, pero las dos categorías principales son la amnésica y la no-amnésica. Es difícil estimar el número de los casos del MCI porque hay muchas definiciones diferentes del MCI. Según los resultados de varios informes y estudios, 3-19% de los adultos mayores que la edad de 65 años cumplen con el criterio para el MCI (Gauthier et all, 2006).

Progresión de la enfermedad

Gente con el MCI tiene un riesgo grande de desarrollar la demencia, y las investigaciones han mostrado que más que la mitad de la gente con el MCI desarrollarán la demencia dentro de cinco años. El tipo de MCI que incluye los problemas con la memoria (el tipo amnésico) es el tipo que más se asocia con el desarrollo de la demencia, especialmente con la enfermedad de Alzheimer.

En algunos casos, el MCI no empeora al pasar el tiempo. Algunos individuos con MCI recubren sus habilidades cognitivas con el tiempo; en otros casos, gente con MCI no desarrolla síntomas adicionales, o sus síntomas iniciales no cambian.

Las investigaciones han mostrado que la depresión, la ansiedad, y otros problemas psiquiátricos pueden contribuir al MCI o pueden ser componentes de algunas formas del MCI (Gauthier et al, 2006; Beudreau and O’Hara, 2008).

El diagnóstico

Actualmente no hay una prueba diagnóstica para el MCI. Los médicos usan una variedad de pruebas y evaluaciones para descartar otras causas posibles de los síntomas antes de hacer una diagnóstica. Por ejemplo, los médicos pueden hacer un análisis de sangre para la anemia, el avitaminosis, o los problemas con las tiroides, todo lo cual puede contribuir a los problemas con la memoria (Mayo Clinic, 2009). Igual que con las otras formas de demencia, la evaluación incluirá una evaluación de la función mental también, usualmente a través de una entrevista con el paciente.

One test that has been helpful in assessing MCI is called the Montreal Cognitive Assessment (MoCA©). Physicians may use this test in addition to performing a mental exam (Gauthier et al, 2006). The test is available at http://www.mocatest.org

¿Cómo sé si es MCI?

Puede ser difícil determinar si los síntomas vienen del envejecimiento normal, del MCI, o de la demencia leve. Los médicos evalúan al nivel de funcionamiento del individuo para hacer esta determinación.

El envejecimiento normal v. la deficiencia cognitiva leve

Los individuos con la deficiencia cognitiva leve (MCI) a menudo tienen dificultades de completar actividades complejas, tales como actividades instrumentales de la vida cotidiana (AIVCs).

Actividades instrumentales de la vida cotidiana (AIVCs)

Muchas personas con demencia necesitarán ayuda con tareas que se llaman “actividades instrumentales de la vida cotidiana” o AIVCs. AIVCs son actividades que hacemos cada día que añaden a nuestra calidad de vida. No son tan básicos a nuestro cuidado personal como las actividades de la vida cotidiana (AVCs). Las siguientes tareas son consideradas AIVCs:

  • Manejar las finanzas (hacer los cheques, contar dinero, administrar un presupuesto)
  • Manejar los medicamentos (tomar la dosis apropiada a la hora correcta)
  • Cocinar (preparar comidas o meriendas, usar el microondas o horno/cocina)
  • Mantener la casa (hacer tareas como quitar el polvo o cortar el césped)
  • Usar aparatos domésticos (usar el teléfono, televisor, o pasar la aspiradora)
  • Ir de compras (comprar cosas, distinguir entre las cosas)
  • Hacer actividades extracurriculares (hacer pasatiempos o actividades de tiempo libre)

Puede que personas con demencia hagan estas actividades independientemente, con algunas dificultades, o con ayuda. Sin embargo, su habilidad de hacer actividades puede cambiar con el paso del tiempo. Es un buen idea tomar apuntes acerca de las habilidades de su ser querido y como cambian. En esta manera, cuando van al médico, usted puede darle información que puede ayudarle entender mejor el progreso de la enfermedad.

Los problemas no siempre son obvios y pueden ser confundidos por parte del envejecimiento normal. Una manera de distinguir el MCI del envejecimiento normal es que los individuos con MCI también presentarán señales de problemas con el equilibrio y la coordinación (Gauthier et al, 2006). Otras señales de la deficiencia cognitiva leve avanzada relacionadas con la memoria (el tipo amnésico) incluyen:

  • Repetir una pregunta o una historia varias veces
  • Dificultades de seguir direcciones de pasos múltiples
  • Dificultades con tareas matemáticas, tales como manejar las finanzas
  • (El Centro de la Gerontología de la Universidad de Virginia Tech, 2006)

La demencia v. la deficiencia cognitiva leve

La deficiencia cognitiva leve (MCI) se distingue de la demencia por la severidad de las dificultades con las actividades cotidianas y por la presencia/la ausencia de síntomas relacionados con la demencia. Alguien que tiene la demencia tendrá problemas obvios con actividades como manejar los medicamentos o conducir (Gauthier et al, 2006). Además, los individuos con MCI usualmente no presentan los síntomas que se ven con la demencia, tales como el mal juicio o problemas con el razonamiento (Alzheimer’s Association, 2006).

Tratamiento

Aunque no hay una cura para la deficiencia cognitiva leve, ciertos medicamentos pueden ayudar a mejorar el nivel de función del individuo. Por ejemplo, los medicamentos usados para tratar a la enfermedad de Alzheimer pueden ser beneficiosos para la MCI amnésica (Mayo Clinic, 2009). Los ensayos clínicos están evaluando la efectividad de estos medicamentos; actualmente, la FDA no ha aprobado un tratamiento específicamente para la deficiencia cognitiva leve.

Si se presentan los síntomas psiquiátricos además de la deficiencia cognitiva leve, especialmente la ansiedad, puede ser beneficioso buscar terapia para tratar a estos síntomas. Ya que la ansiedad puede afectar a las habilidades cognitivas de una persona (resolver problemas, prestar atención, etc.), para algunos individuos la terapia ha mejorado ambos la ansiedad y la deficiencia cognitiva leve (Beaudreau and O’Hara, 2008).

Prevención

Los investigadores han encontrado evidencia que sugiere que uno de las formas de prevención más efectivas contra la MCI es cuando un individuo controle a la tensión sanguínea (DeCarli, 2003). Hacer el ejercicio, evitar el consumo excesivo del alcohol, evitar fumar, y tener una dieta baja en la grasa, el colesterol y el sodio todos ayudan a reducir la tensión sanguínea (Saunders, 2008).

Sugerencias para los cuidadores/los miembros de la familia

Los expertos de Centro de la Gerontología de la Universidad de Virginia Tech recomiendan que los miembros de la familia sean positivos y que den ánimo a sus seres queridos con el MCI. Otras recomendaciones específicas incluyen:

  • Tengan paciencia – no interrumpan a su ser querido y denle tiempo suficiente para acordarse de la información/las memorias.
  • Continúen tratar a su ser querido como un adulto. Esto incluye la manera en que ustedes le hablan a él/ella. No le excluyan de las conversaciones cuando ustedes hablan de su enfermedad, y eviten hablar en tono condescendiente con él/ella.
  • Cuando su ser querido repite una pregunta o una historia, respondan como si fuera la primera vez que ustedes la hayan oído.
  • Su ser querido beneficiará de interaciones físicas y sociales continuas, y de sentimientos de la independencia y la utilidad. Cuidar a las mascotas y a las plantas y hacer los quehaceres pueden ayudar que él/ella se sienta necesitado y útil.
  • (El Centro de la Gerontología de la Universidad de Virginia Tech, 2006)

Complete lists of positive approaches for caregivers, ways your loved one can compensate for memory loss, and strategies for care partners are available through Mild Cognitive Impairment (MCI): What do we do now? resource.

Mire las referencias

Alzheimer's Association. Topic Sheet: Mild Cognitive Impairment. October 2006. Available at: http://www.alz.org/national/documents/topicsheet_MCI.pdf. Retrieved July 9, 2009.

Alzheimer's Association. Mild cognitive impairment. 2007. Available at: http://www.alz.org/alzheimers_disease_mild_cognitive_impairment.asp. Retrieved July 8, 2009.

Beaudreau SA and O'Hara R. Late-Life Anxiety and Cognitive Impairment: A Review. Am J Geriatr Psychiatry. 2008; 16:790–803.

Bennett DA et al. Mild cognitive impairment is related to Alzheimer disease pathology and cerebral infarctions. Neurology. 2005; 64:834–41.

DeCarli C. Mild cognitive impairment: prevalence, prognosis, aetiology, and treatment. The Lancet Neurology. 2003;2:15-21.

Gauthier et al. Mild cognitive impairment. Lancet. 2006; 367(9518):1262-70.

Mild Cognitive Impairment. Mayo Clinic Staff. August 2008. Available at: http://www.mayoclinic.org/mild-cognitive-impairment/. Retrieved July 8, 2009.

Saunders, E. High Blood Pressure: Tips to Stop the Silent Killer. Available at: http://www.umm.edu/features/blood_pressure.htm. Retrieved July 8, 2009.

Virginia Tech Center for Gerontology Research. Mild Cognitive Impairment (MCI): What do we do now?. October 2006. Available at: http://www.gerontology.vt.edu/docs/Gerontology_MCI_final.pdf. Retrieved July 9, 2009.